Mi desorden

10 Abr

Soy cachurera. (“hooooola cachurera” “te quereeeeemos cachurera”)

Me encanta guardar los perfumes en sus cajas, guardar los envases vacíos de perfume (los colecciono), guardo tapas de cremas por si la tapa de la crema nueva se rompe (uno nunca sabe) y a cada congreso que voy, me traigo cuanta lesera puedo. Tengo bolsas de congresos de hace 4 años cerradas, con papeles que nunca leí, folletos que nunca repartí, pero siempre que los tomo para botarlos, siento que algún día servirán.

Tenía cajas de esas plásticas (son tan prácticas) llenas de ropa de varias tallas menos, hasta que descubrí las space bag y me ayudaron a reducir, en parte, el desorden.

Tengo una repisa llena de frascos de cremas, cajas chicas llenas de boletas, liquidaciones de sueldo, porque también me gustan mucho las cajas. Haciendo una revisión de todo lo que tengo, da la impresión que SOY FANÁTICA DE TODO.

Años atrás, compré una cama nido. Se supone que viviendo en La Serena iba a recibir muchas visitas. Nunca compré el colchón, entonces “debajo de la cama” se transformó en bodega.

También tengo muchos libros. De mi profesión y de literatura de cuneta. Alguna vez los tuve en exhibición, pero cuando caché el cacho que significaba sacudirlos, decidí agarrarlos y meterlos a una caja plástica, esas que me sobraron cuando descubrí las space bag.

Aunque Pame no lo crea, tengo muchas películas. Esas también quedaron guardadas en una caja, una armable de Agatha Ruiz de la Prada. Y muchos CDs de compilados varios.

Tengo mucha ropa deportiva, ¿no ven que me inscribí en un gimnasio? Ahi está, en otra caja.

Alguna vez tuve más espacio y tenía ollas, sartenes, platos. todo eso ahora está guardado en el closet. No tengo bodega, entonces todo termina ahí o debajo de la cama. Entremedio de frascos, cremas, cajas, cajitas y cajotas, joyeros, anilleros, carteras, una impresora, incluso una cajita con arándanos, está mi ropa. Cada vez que quiero sacar ropa, tengo que dejar sobre algo las cremas y demases que están delante de ella. Es un hueveo.

Cuando la Pame vivía aquí, me llevó a su casa (engañada) y me mostró una grabación de Direct TV que era un programa de acumuladores. Me dio risa, pero ahora viendo el desorden, ya me siento con Diógenes.

Este lugar siempre se ve desordenado. Ha llegado a tal punto el desorden y la acumulación de cosas que parece un Tetris.

Una amiga sicóloga me dijo que botar cosas era un GRAN ejercicio de liberación, pero parece que no me quiero liberar, cada vez que me instalo con una bolsa de basura, siento que TODO SIRVE. También me da lata, porque es plata invertida, si las weás no llegaron ná solas po. Digo: ya! la próxima semana voy a la feria de las pulgas y me instalo a vender weás. En eso estuve como 2 años (diciendo que iba, no fui), ni siquiera caché que la feria de las pulgas se fue que tiempo del lado de mi casa.

Hace como 2 semanas estuve en Santiago y vi a la Xi con su closet casi vacío, llenando bolsas con ropa  que ya no usa y las llevó a una iglesia, que incluso tenía una cuestión como esas para botar la basura en los edificios que decía “ROPA” o sea, ni siquiera tenía que hablar con alguien, echaba la bolsa y ya. ¿Qué harán con la ropa? ¿Llegará realmente a la gente que la necesita o se la repartirán entre ellos? Porque disculpen la desconfianza, pero a la iglesia no le creo ni lo que reza. O sea, no le creo nada, porque se supone que ellos rezan no más.

Si tengo tanta huevada guardada en cajas hace 2 años y no me han hecho falta, debe ser que tengo que botarlas ¿cierto?. Pero hay otro punto. Hueá que boto, hueá que el viejo que vive aquí recoge. Ese las cagó más que yo. He botado potes de comida que me ha dado asco lavar o que ya están muy viejitos y las hueás aparecen mágicamente en la cocina. Una vez boté un bolso de congreso que se le echó a perder el cierre y lo sacó de la basura… y lo sacó bien sacado, porque yo me encargué de echarle basura encima, ya conocía su afición. Otras veces boto potes de esos que te dan para la comida preparada Y LOS RECOGE. Ahora los rompo y los boto.

Cuando tenga el valor de deshacerme de tanta lesera inservible les aviso. Porque con los años he descubierto que si, hay que tener valor.

Anuncios

12 comentarios to “Mi desorden”

  1. Xi 10 abril, 2011 a 2:01 AM #

    Mira, al tiro saqué una conclusión de lo que leí: tu hombre ideal es el viejo de la casa. Comparte tu diogenismo y todo lo que tú finalmente te decides a expulsar de tu vida, él se encarga de retornalo. ¿Qué mejor complemento?

  2. Nelson Gonzalez 10 abril, 2011 a 9:08 AM #

    yo soy igual… tengo boletas del 1999… y ropa, en menores tallas, esperando bajar de peso…

    • kotesita 10 abril, 2011 a 11:55 AM #

      Y para cambiarse de casa es FATAL tener tanta cuestión….

  3. Pamela 10 abril, 2011 a 12:39 PM #

    Libérate y bótalo todo. Yo amo botar cosas porque me hace sentir ordenada. A veces boto cosas que necesito.
    Wen blog ah!!!! sigue escribiendo 🙂

    • kotesita 10 abril, 2011 a 12:52 PM #

      Botas cosas que necesitas? Reflautas, eso sí que debe doler…

  4. Insurrecta 10 abril, 2011 a 12:46 PM #

    Viste, gaia? somos gemelas separadas al nacer…

  5. Marce 10 abril, 2011 a 5:41 PM #

    no creo que sea problema!! bueno un poquito sobre todo cuando uno se cambia de casa…y lo peor es que todo sirve…yo la pieza de invitados ya parece bodega, hay de todo , pero de todo ( pintura, cajas , ropa,cajitas, zapatos, herramientas, etc) y lo más incomodo es limpiar , que desagradable..papeles yo no guardo , solo los necesarios(Contratos, certificados,papeles de bancos. y cuentas)…animo ya llegara el momento de botar lo que no sirve..y somos muchas y muchos asi.jajajajj

    • kotesita 10 abril, 2011 a 5:44 PM #

      Siempre cuento lo mismo Marce: “llegué sólo con una maleta cargada de sueños y esperanzas” jajajaj y la última vez que me cambié tuve que contratar el camión del marido de la Sole.

  6. Nadim 10 abril, 2011 a 10:03 PM #

    Yo era iwalito que tú hasta que me casè, pero los cachureos que dejè en la casa de mis padres, QUE NI ME LOS TOQUEN! ! !…..salvo si es pa echarle una limpiadita.
    Salutes.

    • kotesita 10 abril, 2011 a 10:18 PM #

      Entonces sigues siendo igualito a mí pooooooooo

  7. pato 11 abril, 2011 a 4:17 PM #

    jajajaja, es la historia de mi vida. Yo tengo una bodega llena de weás, por si acaso. Ayer se soltó un riel de las cortinas del living y…EUREKA!!! en la bodega había guardado UN tarugo y UN tornillo que me servía, y que estaba guardado en una caja de tornillos y tarugos desde hace DIEZ AÑOS (guardo las weás con fecha). Cuando me anime a botar las cosas, te llamo. Y si te animas a botar las tuyas, te ayudo.
    Chau

  8. Alejandro 13 abril, 2011 a 12:56 AM #

    Y bueno… hay que diferenciar lo “necesario” de lo “importante” y de lo “accesorio”, de formas racionalmente válidas, esto es, que tengan algún orden lógico, aunque sea sólo para uno. Por ejemplo, los libros no los ordeno por orden alfabético ni por tema, sino por interés personal. pero me entiendo, y ellos me entienden jajajajaja
    saludos, diógena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: