Carrete Mítico con Jessica y Cristopher.

20 Jun

Corría el verano de 2003. Había terminado mis 4 años de carrera y me esperaba un año de práctica y tesis, me había ido bien, por lo que había que celebrarlo.

En esa época pololeaba y Jessica siempre me reclamaba que con el pololeo me puse hueona, fome, etc.

Para remediar aquello,  me comuniqué con ella para que saliéramos a alguna disco. De las buenas que había en esa época, estabala Bronco.

Yo era la encargada de conseguir las entradas, parece que llamé a un programa de la radio Mia.

Como paréntesis le comento que hice un gran negocio con las entradas regaladas en las radios. Me las ganaba siempre, como 3 por ejemplo. Cada una era para una pareja, yo usaba una y las 2 restantes las vendía, entonces siempre volvía con más plata a la casa.

Volvamos al carrete.

Me pasó a buscarla Jessicay venía con Cristopher, su hermano chico… ni un brillo salir con el cabro chico, pero él manejaba. No recuerdo si era mayor de edad en esa época, pero manejaba.

Como dato accesorio le comento que era verano y yo fui CON BOTAS CON TACO. No sé que cresta estaba pensando, me duelen mucho los pies con los tacos. Más adelante entenderá por qué le cuento este detalle.

Pasamos a buscar la entrada a la radio, y partimos ala Broncoya estaba donde está actualmente.

La fiesta prometía, ya que era un desfile de modas Everlast.

Llegamos temprano a la disco, como los huasos, además los free pass era hasta las 12 parece.

Estaba la tremenda revolución, porque era el día del pisco. Andaba gente de la tele, de Pantalla Abierta del 13. Registraban las impresiones al respecto, preguntaban si el pisco era chileno o peruano y tal.

Esperamos con ansias que nos fueran a preguntar. Teníamos unas bebidas y un pocillo con maní. Cristopher casi eyaculó porque estaba Rayén Araya.

Finalmente, cuando ya no les quedó nadie más, vimos que venía la luz con la cámara hacia nosotros: creímos que era el comienzo de nuestra carrera televisiva.

Se acerca Rayén, Cristopher tiritaba. Nosotros habíamos ensayado un discurso más o menos bacán, Pantalla Abierta la llevaba, entonces teníamos que ser simpáticos.

Rayén: ¡Hola! ¿Qué están tomando chiquillos?

Nosotros: Ehhhh BEBIDA (estaban las botellas ahí, no podíamos mentir)

Rayén: …… ¡ah! ¿sabían que hoy es el día del pisco?

Nosotros: (nos miramos unos a otros) ¿la verdad? NO. (nuevamente, sinceridad)

Rayén: ……¿y cómo lo están pasando?

Nosotros: ehhh sssssssi, bien. (estábamos recién llegando, ¿qué esperaba?)

Rayén: YA, GRACIASSSS.

Y se fueron. Y nos reímos largamente por la entrevista fome que acabábamos de dar jajajaaj. Y somos tan ingenuos que le avisamos a medio Chile que íbamos a salir en la tele. Con hora y todo.

Conversamos un rato, Cristopher era bien simpático, pese a su corta edad.

Bien tarde comenzó el desfile. Sólo sabíamos que era Everlast.

Fueron connotados modelos de la época. Lo más topísimo era Pato Laguna con su polola María Alberó (cacha la cuestión ANTIGUA). Andaban 2 modelos más, no recuerdo los nombres.

Modelaron, regalaron cosas, yo les gritaba como contratada ¡regálame los guanteeeeeeeees! (de boxeo Everlast) No sé para qué quería TANTO los guantes, no los conseguí.

Se terminó el desfile, sacaron la pasarela (unos cuantos cajones picantes) y siguió la música.

Parece que mis amigos fueron al baño, la cosa es que en un momento me quedé sola. De pronto, veo una mansa espalda caminando en dirección a una barra pequeña: era Pato Laguna. Y corrí y le dí el brazo y el weón me dijo “vamos a la barra”. Bien simpático el chiquillo.

Me senté en la barra y sacaron champaña. Y empezaron a servir. Y empecé a tomar. Yo debo haber mencionado que estaba celebrando mi egreso, porque brindaron conmigo DEMASIADAS VECES. Estaba TAN rica la champaña y yo estaba TAN bien ubicada, que tomé como nunca en la vida (además era gratis, había que aprovechar). Y me reía, uyy, si todo era chistoso.

No sé cuanto rato después aparecióla Jessica.¿Y túuuuu? Me increpó…. aquí po, tomando champaña. Cuando ella llegó, ya no quedaba. Me dijo, yaaaaa po, vamos a bailar. Yo no quería, estaba MUY cómoda mirando a ese monumento de hombre. Miraba con rabia ala MaríaAlberó, ¿por qué ella podía y yo no? En fin.

Accedí a ir a bailar, total, ya no quedaba champaña y Pato Laguna jamás iba a pescarme.

Me desatornillé del asiento, puse los pies en el suelo y caché que estaba EBRIA.

No estaba un poco mareada, no señor, estaba absolutamente EBRIA.

Bailamos harto rato entre los 3, sentía que Cristopher me sujetaba. De pronto, por los parlantes se escucha: “LES TENEMOS UNA SORPRESAAAAAAA”… dentro de mi ebriedad pensé: ¿otra más? Y dicen: TENEMOS FIESTA DE ESPUMAAA!!

Y empieza a caer espuma, y cae y cae y cae. Y moja, moja, moja. Menos mal que no fui con polera blanca. Vi gente caer, resbalar, gente que estaba más ebria que yo y no tenía tan buenos amigos que las sujetaran.

Estábamos mojados mojados, pero yo era la única con las patas secas, ¿no ve que fui con botas? Como 3 horas bailando mojada, ni sentía los pies de curá que estaba, pero mis pies estaban secos.

Se acabó la fiesta, salimos al estacionamiento y me agarró el aire. Uyyy que me sentí mal. Sentí ganas de vomitar y bueno, lo concreté en el estacionamiento. Me subieron al medio de la camioneta  (1 cabina) y Cristopher tuvo que parar cada3 metrospara que vomitara. Decidieron que era mejor que fuera al lado de la ventana. A esa hora, ya ni me acordaba del Pato Laguna.

Llegué a la casa, responsablemente me saqué los lentes de contacto y me saqué toda la ropa en el baño, porque estaba empapada. Me acosté y dormí como angelita.

Como a las 10 de la madrugada escucho a mi abuelita que le dice a mi mamá: “Oye Nana,la Maritiene que haberse dado vuelta en el auto y cayeron a un río, mira como está la ropa, toda mojada” JAJAJAJA ella ya tenía su propia interpretación de los hechos. Me levanté y le expliqué lo de la espuma, pero yo creo que hasta el día de hoy, cree que tuve un accidente. Nunca entendió muy bien eso de la espuma y me miraba con desconfianza.

Esa ha sido la peor caña de mi vida. Nunca más abusé de la champaña, es engañadora. Pero también fue uno de los mejores carretes gratis de la vida y por eso lo recuerdo con tanto detalle.

Cada vez que nos juntamos con Jessica y Cristopher (que ya no es un niño) nos acordamos de ese carrete y nos cagamos de la risa. Ellos se ríen más que yo, siento que saben algo que yo hice y no recuerdo…. Es la oportunidad de que me lo digan!!! Si me lo confiesan, les cuento, ¿ya?

¡Ah! No salimos en Pantalla Abierta.

Anuncios

5 comentarios to “Carrete Mítico con Jessica y Cristopher.”

  1. carlos muñoz acuña 20 junio, 2011 a 5:52 PM #

    jajajaja… buenísimos esos carretes.. recuerdo uno en mi primer año de U, era de Cristal… creo que lo comento en mi Bló…
    Saludos y como siempre un agrado leerla

  2. vivy 20 junio, 2011 a 6:22 PM #

    me entretienes tanto, chiquilla, jajajaja ya te veo con tu cara de angel mirando embobada al pato laguna jajajaj

  3. Lorena Bahamondes 20 junio, 2011 a 6:26 PM #

    Kotesita, que manera de reirme con tu blog… te pasaste, me rei leyendolo en la oficina, onda “patan”… pa callaito…
    Gracias por compartir tus historias…
    Saluditos…

  4. Fernando Muñoz 21 junio, 2011 a 4:20 PM #

    ¿Podis creer que este fin de semana después de varios años fui a La Bronco denuevo? puta que lo pasaba bien en esa wea, con mis amigos fijo que estábamos todos los fines de semana metidos ahí, y si no teníamos plata, tomábamos afuera y al final igual entrabamos igual. Ahora me sentí completamente fuera de lugar, pura gente desconocida y varios años menor, el reggeton y el clásico animador con un desfile de modas rancio, jajaja el viejazo a cagar. Nunca me encontré con la tele (así que esa noche que andabai celebrando yo no andaba por ahí) pero si me tocó cuando llegaron unos novios con TODOS sus invitados a celebrar el matrimonio, la novia vestida de blanco y wea, yo jugoso termine bailando con la novia empinandome la botella de champaña clásica que te regalaban cuando celebrabas algo jajaja.
    ¡saludos!

  5. kotesita 21 junio, 2011 a 4:43 PM #

    Mis mejores carretes fueron en la Bronco que estaba camino a Nacimiento. Esa con piso de madera que parecía potrero, puta que lo pasaba bien.
    En la de ahora, ese carrete fue el único, el resto de las veces me sentí tan cual tú: como poroto en paila marina. De hecho una vez un pendejo me dijo ¿bailemos tía? saaale shushetumaaaaare, le dije elegantemente.
    Y en la Bronoco antigua, tomé varias champañas de cumpleaños, santos, aniversarios jajaja
    Buena tu historia de la novia, habrá estado muy mala la cosa en el local o les falló el presupuesto? Igual triste la weá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: